Las autoridades educativas premian los mejores expedientes académicos en las enseñanzas post obligatorias a través de dos reconocimientos anuales:

  • Los premios extraordinarios de Bachillerato
  • Los premios extraordinarios de Formación Profesional de Grado Superior.

Estos premios están regulados por unas órdenes que establecen el mecanismo general por el que se regulan y unas instrucciones o resoluciones anuales que determinan los calendarios de aplicación en cada convocatoria.